¿Cómo elegir un monitor gaming para jugar?

¿Cómo elegir un monitor gaming para jugar?

Poco a poco el mercado de los monitores para jugar en PC se ha ido disparando a medida que los gamers han ido descubriendo los beneficios de tener una buena pantalla para sus juegos, pudiendo aprovecharse de tiempos de respuesta más rápidos, de frecuencias de actualización más rápidas y, en general, de una mayor calidad visual que repercute directamente en los títulos a nivel jugable. Durante las próximas líneas vamos a repasar algunas características importantes a la hora de elegir monitor además de, al final, comentaros el mejor monitor para jugar disponible en la actualidad.

Los tipos del panel

Un primer indicativo de los monitores es el tipo de panel que usa cada uno. Esto no quiere decir que un monitor sea mejor o peor, sino que, simplemente, cada tipo de panel ofrece características diferentes, mejores colores, un menor tiempo de respuesta… aunque a día de hoy en líneas generales las diferencias en este sentido son mínimas. Por hacer un resumen, digamos que podemos encontrarnos con tres grandes tipos de paneles con características diferentes:

  • TN: Paneles LCD. Tienen bajo coste y suelen tener tiempos de respuesta bajos y altas tasas de refresco. En contra una representaPCción de colores que no es muy fiel y los ángulos de visión.
  • IPS: Paneles LED. Son muy populares en la actualidad y cuentan con mejores ángulos de visión que los anteriores. También cuentan con un buen tiempo de respuesta y altas tasas de refresco , aunque su contraste y brillo son bajos, lo que provoca que los negros no sean demasiado buenos.
  • VA: Paneles LED con alineación de cristales vertical. Buenos contrastes, negros profundos y mejores detalles. Son algo más lentos en tiempo de respuesta que los IPS (aunque las diferencias hoy día son mínimas) y sus ángulos de visión también cojean.
  • También queremos mencionar los paneles con tecnologías OLED y AMOLED que en la actualidad no se utilizan demasiado en los monitores de ordenador estando presentes sobre todo en televisores y dispositivos móviles. En el futuro, su popularización entre los monitores es obvia, aunque habrá que esperar para que tengan mucha presencia en este mercado.

De nada vale un gran monitor si no tienes un ordenador a la altura

Como os hemos dicho anteriormente, tener un monitor de altas prestaciones no sirve de nada si no le acompaña un ordenador a la altura que sea capaz de mover los juegos a la resolución de nuestro monitor y a 60 o más imágenes por segundo. Para poder sacarle verdadero provecho necesitamos un ordenador a la altura como el portátil OMEN 15 que nos ofrece toda la potencia para sacarle el máximo provecho al monitor y además nos permite toda la versatilidad que nos ofrece un portátil para jugar en cualquier parte.